Minificción

Nota aclaratoria

No lo hago por mí, doctor. Lo hago por ella, por Lilith. Cada noche viene y toma mi semilla con sus maneras del amor. Yo le ruego que se quede —no hay noche en que no le ruegue quedarse—, pero ella, entonces, me abraza. Me abraza largamente, con ternura —me examina los costados, lo sé—; y con una sonrisa me explica que no puede quedarse, que debe seguir buscando… ¡Hágalo por ella, doctor! Retíreme una costilla, ¡se lo ruego! La más inservible y alejada, la que usted juzgue de inútil. Si pudiera ver su rostro, aquella sonrisa falsa. Si pudiera usted intuir lo que significa —creo que sólo yo puedo— estaría ya sacándome la dichosa costilla.

 

 

Por: Eduardo Rocha

(1995) Antologado en la obra Cuerpos Rotos de la editorial Bitácora de Vuelos. Colabora con los colectivos literarios «Cuántos Cuentos», de CDMX; y «El Cuentorio», de Colombia.

1 Comment

  • comment-avatar
    Paula Pérez 12 agosto, 2017 (10:13 am)

    Nota Aclaratoria, muy bonito. Lo que se hace por un poco de amor.