Carta (apócrifa) de Walter Neves a Luzia

Carta (apócrifa) de Walter Neves (bio-antropólogo) a Luzia (Brasil, 10.000 A.C)

pastedGraphic.pngpastedGraphic_1.png

 

Nunca sabremos cuál fue tu vida. Ni tú la nuestra. Apenas la ciencia bordea las causas de tu muerte, quizá fue la mordedura de una serpiente (la poesía lo hace con las de tu segunda “muerte”). Sí, se puede morir dos veces. Ya lo sabíamos desde el cuento de la momia de Edgar Allan Poe…¿Qué nos dirías desde la otra vida, desde la otra muerte, como doble encantamiento de la peor pesadilla de Riobaldo en el Sertón?

 

 

Luzia: te encontramos en una cantera de una mineradora en Minas Gerais, tierra de poetas. Fue una tarde de verano, veinte años atrás. Tu esqueleto nos trazó un mapa de la primera Mujer Americana, que no Eva. Doce mil años pasaron. Yo no te “descubrí”. Te observé largas horas, durante diez años, y me dí cuenta que eras negra o mulata, vi tu pelo ondulado, imaginé tu sonrisa al ritmo de un son bantú. Hoy eres mi orishá. Bordeé tu esqueleto como si fuera una carabela en alta mar. Fui el Magallanes de tus huesos. Te reconstruimos en yeso, a fuego lento, como un personaje soñado por Clarice Lispector: Una Macabea de labios afilados, desolada, desafiante. Eras mujer, joven, pequeninha, altiva.

pastedGraphic_2.png

                

Pescabas y mirabas las estrellas como nosotros lo hemos olvidado hacer. Eras mujer negra, preta, petrinha.

Hoy yazco en una cama de hospital. Me dio un infarto el domingo. Te quemaste. Te tallaría de nuevo si tuviera fuerzas. Te bauticé Lucía por tu prima africana, ¿lo recuerdas? Las cenizas de tus cenizas se fundieron con el bloque macizo del extraño armonio que recubría el cuerpo del meteorito (único sobreviviente del terrible incendio del Museo Nacional de Brasil, como una alegoría del cuadro de William Turner del Incendio del Parlamento de Londres). Dicen que hacías parte del inventario de 20 millones de “objetos” del Museo…

pastedGraphic_3.png

pastedGraphic_4.png

Yo no enumero, no podría sentir dentro de mí la perdida de cada “objeto” perdido del Museo. Esta noche no soy un investigador, poeta quisiera, dibujante en barro lanzarme al vacío desde las cachoeiras (cascadas) del Sertón…Cada lamento expira. No se si saldré vivo de esta pabellón, pero saldré más cerca de la muerte, más cerca de ti. Pediría que me enterraran contigo: con tus cenizas azuladas, azufradas…

 

Una mixtura de astillas plateadas ahora:

los huesos de los dinosaurios

las alas de las mariposas fosforescentes

las pestañas verdes de las diosas egipcias

los pedazos del escudo de Aquiles

los arcos de los tupies

los tambores de los esclavos del Congo

los ajuares de las princesas de Portugal…

todos son LUZIA.

pastedGraphic_5.pngpastedGraphic_6.png

Fotos de Alberto Bejarano


Edición y traducción por Alberto Bejarano, Río de Janeiro/ Cali

otrasinquisiciones@hotmail.com

Septiembre de 2018

 


Cientista da USP, Walter Neves será candidato a deputado federal

https://www.bbc.com/mundo/noticias-45398014

https://arte.laguia2000.com/pintura/incendio-del-parlamento-de-londres-turner

https://www.bbc.com/mundo/noticias-45398014

Aquiles Cuervo

Escribe poemas y cuentos cruzados de dos en dos, publicados en revistas, antologías y algunos concursos. Su primer libro de cuentos , “Litchis de Madagascar” se publicó en enero de 2011 en la Editorial El Fin de la Noche en Argentina. Su segundo libro de cuentos, “Y la jaula se ha vuelto pájaro” se publicó en noviembre de 2014 en Bogotá en la editorial Orbis. Pronto publicará su tercer libro de cuentos. Prepara su primer libro de poesía visual.

No Comments