Netflix en la death note del Fandom

Antes del plato fuerte:

20 de Julio 2017- Hall H.

Las luces se apagan brevemente anunciando el inicio del panel, Terry Crews (Broklyn nine nine) da la bienvenida con su carismática actitud y su deslumbrante sonrisa, haciendo participe a la audiencia de su entusiasmo por el siguiente panel, Netflix tiene su primera aparición en Hall H, conocido por ser el escenario para los grandes de San Diego Comic Con. ¿La primera entrega a tratar? Una adaptación tan polémica como su mismo mensaje: Death Note.

Uno por uno Adam Wingard (Director), Nat Wolff( Light/Kira), Margaret Qualley (Mia), Lakeith Stanfield (L) al  cual habría que aplaudirle su compromiso con su personaje a tal grado que decidió dejar que una parte de L se presentara durante todo el panel entreteniendo a mas de uno de los presentes, Masi Oka (Detective Sasaki) y Roy lee (Productor) toman su lugar entre aplausos y vitoreos de un público expectante y emocionado, tanto se ha hablado de lo que ese panel podría revelarle a los Fans que puede percibirse la curiosidad desbordándose, pues pocas han sido las declaraciones sobre tan aclamada historia; El tiempo pasa volando, en realidad se siente demasiado escaso.

“”Fue una oportunidad de tomar algo que tenia una gran premisa y traer nueva vida para ello. Tu sabes, es una idea genial saber que pasa cuando algo tan extravagante como el poder de matar a cualquiera solo escribiendo su nombre y encontrar las maneras irresponsables en las que podrías caer, y el hecho de que hay temas geniales que puedes integrar en todo sobre el tema de el bien y el mal y bla bla bla…” cuenta Adam tras ser cuestionado sobre su decisión de tomar un reto tal como la adaptación del anime como proyecto propio. Nat Wolf por su parte habla de lo divertido que fue trabajar en el set de grabación y como fue su primer encuentro con la Death Note y su noción de lo que sería Light para si mismo y la película, definiendo al personaje como un “Psicópata retorcido”.

Lakeith manteniendo su papel come dulces con afán, sus respuestas son breves y de cierta forma hacen que el público se sienta atraído. Así avanzan, tan pronto como el ambiente se relaja llegan las sorpresas: Ryuk hace una llamada para saludar a todo Hall H, los presentes aplauden celebrando que se haya tomado el tiempo no solo para hablar sino para mostrar un adelanto de la película, una escena es presenciada y por dos largo minutos (los cuales dura la escena) hay esperanza…

El plato Fuerte:

Septiembre 2017.

A casi un mes del estreno de Netflix: Death Note, la esperanza a muerto.

Y no porque no le hayan dado oportunidades o porque no se haya intentado encontrar el lado positivo de la entrega que Netflix presentó el 25 de Agosto en su plataforma. Para aquellos que no conozcan la historia su premisa es bastante interesante:

Un día Light Yagami toma, por azares del destino y un Shinigami algo aburrido, posesión de una libreta que le da el poder de matar a quien el quiera siempre y cuando sepa el nombre y rostro de dicha persona. Este acto desata en él un deseo de convertirse en justiciero, en el siguiente Dios de los humanos limpiando a la sociedad de los criminales que aquejan las calles y a sus ciudadanos honestos. Sus acciones no pasan desapercibidos, pronto un detective mundialmente conocido como L decide que es tiempo de llevar a Kira (como el mundo  a reconocido a Light) ante la justicia.

Dos mentes sumamente brillantes, secuaces cuyos ideales se ven comprometidos y un sin fin de dudas existenciales son básicamente la premisa de este anime que lleva marcando al publicó por mas de una década desde su publicación en 2003 y sus diferentes adaptaciones animadas y live action.

Sí, vale, se sabe que una adaptación no puede ser cien por ciento fiel a la idea original pero ¿eso justifica la modificación completa de los personajes principales hasta volverlos extraños a la trama que se supone debían representar? ¿Un L demasiado emocional? ¿un Light/Kira que parecía a punto de tener un colapso nervioso durante toda la mitad inicial de la película? Y mejor no mencionemos a Mia aún, porque sino la lista de dudas que tenemos sería interminable.

Como propuesta les invito a pensar en Netflix: Death Note como dos escenarios completamente distintos: la adaptación para los fans veteranos de la historia y la película que serviría para los que nunca habíamos visto nada de dicha entrega, los cuales recorreremos para llegar a los motivos de porque película puede considerarse un fracaso para la compañía, aunque igual el debate siempre puede quedar abierto; la adaptación, en este caso concentrándonos en el Anime presentado en 2006 de la mano de Tetsurō Araki queda completamente descartada como opción primordial tanto para los guionistas como para el director. Mas allá de haber sido traslada a  Estados Unidos, que Light fuera un rechazado social sin madre o que L fuera afroamericano (sí, ese detalle fue una queja que persiguió a la película desde un principio.), el problema principal radica en el poco compromiso con mostrar la complejidad que tener la Death note significa, no solo para Light sino para quienes le rodean, ademas del poco dialogo inteligente o giros interesantes en la historia que llevaron al olvido la interesante pelea/amistad/conexión rara que tuvieron L y Light a lo largo de su convivencia en el anime.

Desde el principio, primeros cinco minutos sabes que no será como cuando eras adolescente y buscabas de todas las maneras posibles en internet ver los capítulos con tal de verlos antes que alguien te contara lo que ocurría. ¿Dónde quedó Ryuk, por qué casi no se encuentra en la película? ¿Light quien te arruino la vida…y el cabello? ¿Mia por qué no mostraste mas señales de ser una sociópata a lo largo de toda la película? Hubiera vuelto tu personaje ligeramente mas creíble. ¿Hay algo rescatable? Sin duda, mi voto sería para Standfiel y su interpretación de L, que si bien por cuestiones de historia se vio limitada, al menos mostró un interés en rescatar algo del personaje original, con sus gestos, postura y demás detalles brindados por el actor ¿Qué si se ve diferente? Eso no vamos a negarlo, pero no resta mérito a su entusiasmo, buenas ideas y el compromiso mostrado con la película.

Ahora que sí como yo, no habías tenido contacto alguno con el manga, la serie o cualquiera de los chicos que iban por la secundaria o prepa escribiendo nombres en un cuaderno ingeniosamente llamado “Death Note” (Vamos, pudieron hacerlo mejor que eso) tal vez pensaste “Hey, tal vez este sea un buen comienzo. Así podré desarrollar mi interés y ver por fin la serie”. Espero que te haya funcionado. ¿Personalmente? Terminé mas estresada de lo que me gusta estar en mi vida diaria y tienes mas errores de continuidad y en historia de los que tolero para mis tardes de películas.

Visualmente hay cosas buenas, los colores manejados son llamativos, las tomas en ocasiones hacen que resulte interesante seguir a ciertos personajes y hay mas de un actor que te invita a continuar hasta el final ¿Quién sabe? Podría ponerse mejor.

“¿Por qué Ryuk no sale de la sombras?”

“¿Por qué le cuentas a Mia de la Death Note si te dejó tirado desmayado en la lluvia después de que intentaste defenderle?”

No, espera ¿por qué L puede hacer y deshacer a voluntad sin ningún tipo de restricción?

Vale, ya entendí que ambos son muy inteligentes. L y Light son la gran mente poderosa.

Ok, no puedo mas.

Vale, la termino solo porque no me gusta dejar cosas a medias.

Podría seguir narrando mi aventura por la hora y cuarenta minutos que dura la película pero si ya la viste puede que me entiendas y sino, tampoco tengo la intención de desanimarte o predisponerte a que no la disfrutes. No es que sea aburrida, ni mucho menos. Es que abarca demasiado en muy poco tiempo y no da tiempo a empaparnos del mensaje y los conflictos de cada personaje. Parece un desastre de historia donde todavía no termina un arco del personaje cuando ya esta cayendo en otro.

Sin duda pudo ser mejor, pudo tener un guión mejor que generaba posibilidades de tener personajes mas definidos lo cual pudo ayudar a actuaciones mas convincentes por parte de los protagonistas. Pudo tener muertes menos cómicas y efectos mas creíbles, exceptuando el del Shinigami (Ryuk) pues realmente lo encontré interesante y hasta un tanto amenazador. Pudo sin duda tener una mejor musicalización, lo cual hubiera ayudado a la conexión emocional de la audiencia con la película. Pudo ser mas seria, tener menos romance adolescente y mas diálogos

¿La vería de nuevo? No. Hay muchos otros materiales que podría ver en Netflix hechos por la compañía que gozan de mejor calidad y con una mejor trama.

¿Te invito a verla? No quisiera que me culparas de perder tu tiempo, pero si vas a juzgarla al menos puedes darle unos minutos para intentar verla.

¿Va a existir esa ya antes mencionada segunda parte? Por el recibimiento del público, las críticas tan duras y la situación que vive Netflix como casa productora, apuesto mis fichas a que no. No es una tabla segura en el mar de competencia que existe hoy en día.

Sara Aguiar

Lic. Ciencias de la Comunicación.

UABC.

No Comments