Sobre la memoria de la vaca

El sueño que tuve sobre algo que me pasó de niño
es una vaca cuando come
que mastica solo lo suficiente para tragar su comida
pasar a los dos primero estómagos: rumen y retículo

Cuando la vaca se siente llena y deja de comer
y devuelve la comida a su boca
y la vuelve a masticar
y la vuelve a tragar
y la comida pasa al estómago omaso
donde es molida en partículas más finas,

es lo que me pasó y que justamente había soñado de niño

Así como el sueño que tuve
de algo que me había pasado cuando niño
y que resultó ser un sueño que tuve cuando niño
es su cuarto estomago el abomaso
donde se le agregan enzimas al alimento
para llevar a cabo la digestión dicha propiamente tal

No así como una línea recta
La sinuosa memoria de la vaca es sus cuatro estómagos

Su carne tan quemada como para olvidarla a ella

Tan cocida como para olvidar:

Las dos montañas con nieve, pajaritos
Para olvidar el rio entremedio,
Esa Casa, locus amoenus: la casa es la vaca mal dibujada:
Testimonio o residuo sensible de lo que no puede decirse

La inherente imposibilidad de recuperar
sino más que los restos de X:

Los restos de la vaca
Son la vaca mal dibujada
De lo que no puede representarse.

 Por: Martín López

(Santiago, Chile)
Estudiante.

No Comments